jueves, 21 de agosto de 2014

Aniversario del Seminario San Pío X


El P. Francisco Montero, Rector del Seminario San Pío X, presidió la celebración que recordó a este ilustre papa que le da su nombre al Seminario Mayor Diocesano de Huancayo.
El día jueves 21 de agosto del  2014 con una Misa Solemne realizada en la capilla del Seminario Mayor San Pío X de Huancayo, se conmemoró a San Pío X, papa cuyo nombre lleva el seminario de Umuto.

Durante la celebración, el Rector del Seminario San Pío X, P. Francisco Montero, recordó que San Pío X fue quien instituyó la primera comunión para niños desde los siete años de edad y la adoración al Santísimo Sacramento. Destacó también que el papa San Pío X se preocupó siempre por la paz en el mundo e hizo mucho por los seminarios, motivo por el cual muchos de ellos llevan su nombre.

El Seminario Mayor San Pío X, también está de aniversario. Los seminaristas tuvieron este día encuentros deportivos y un almuerzo especial de camaradería.

Las celebraciones continuarán el domingo 24 de agosto con la visita de los Obispos de Tarma y Huánuco que se encontrarán con los seminaristas de sus diócesis y que también estudian y se forman en el Seminario San Pío X. Se culminará con una Misa Solemne, esta vez en la catedral de Huancayo el mismo  domingo 24 de agosto.

Ver un álbum de fotos de actividades realizadas durante estas celebraciones: AQUÍ

Para conocer más de la vida y obra de San Pío X, sigue este enlace: Más sobre Pío X

SEMINARIO MAYOR SAN PÍO X - Huancayo, 2014.
 Dirección : Av. Progreso 829, Umuto, El Tambo, Huancayo - Teléfono : 064 – 245225

miércoles, 20 de agosto de 2014

SEMIBOL 2014, sábado 20 y domingo 21 de setiembre

El Seminario Mayor San Pío X, invita a los jóvenes y público en general, a este importante evento anual  que es una oportunidad de colaborar para mejorar la formación de los futuros sacerdotes del Arzobispado de Huancayo.
SEMINARIO MAYOR SAN PÍO X - Huancayo, 2014.
 Dirección : Av. Progreso 829, Umuto, El Tambo, Huancayo - Teléfono : 064 – 245225

lunes, 4 de agosto de 2014

¡Feliz Día Párroco!

San Juan María Vianney (Francia) falleció en Ars el 04 de Agosto de 1859.
El o4 de Agosto, la Iglesia Católica tiene como Memoria Obligatoria la de San Juan María Vianney patrono de los sacerdotes y párrocos. Por esta razón se celebra el Día del Párroco.
Al respecto reproducimos esta nota de Mons. José María Arancedo, Arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz (Arg.)

"El 4 de Agosto, Fiesta del Santo Cura de Ars, se celebra el día del Párroco. Es una fiesta que quisiera recordar en la vida de la Iglesia.

Si me preguntaran cuál es, dentro de las diversas tareas que desarrollan los sacerdotes, la más destacada si es que podemos hablar así, yo les diría la de Párroco a riesgo de ser parcial, pero reconozco que tengo una particular valoración y estima por este ministerio sacerdotal.

En la Parroquia el sacerdote vive de una manera plena y concreta la misión de Jesucristo, el Buen Pastor. La Parroquia abarca toda nuestra vida como hijos de Dios. En ella nacemos a la vida cristiana por el bautismo y crecemos como familia cristiana. En este ámbito local es donde se aprecia en toda su dimensión eclesial la persona y el ministerio del párroco. Al referirnos a él, la palabra Padre, adquiere todo su significado y valor espiritual.

En el reciente documento de Aparecida cuando se habla de la renovación de las parroquias se mira en primer lugar a la persona del párroco y se dice que: "la primera exigencia es que el párroco sea un auténtico discípulo de Jesucristo, porqué sólo un sacerdote enamorado del Señor puede renovar una parroquia. Pero al mismo tiempo debe ser, continúa, un ardoroso misionero que vive el constante anhelo de buscar a los alejados y no se contenta con la simple administración".

¡Cuánta riqueza y responsabilidad pastoral pone la Iglesia sobre los hombros de este hijo suyo al que ha ordenado sacerdote para el servicio del pueblo de Dios! Cómo no valorarlo y acompañarlo en esta misión

Cuando el Código define a la parroquia como una comunidad estable de fieles, agrega que se la encomienda a un párroco, como a su pastor propio (c. 515). Esto, ser pastor propio, significa que todos tenemos en nuestro párroco una referencia de cuidado pastoral que hace a su tarea y responsabilidad, pero además, esta relación nos involucra y compromete como miembros vivos de una misma comunidad. Como vemos no se trata de un camino con sentido único que va, del párroco al fiel, sino que es necesaria también esa otra relación del fiel a su párroco. Así crece la Iglesia según el proyecto de Jesucristo. Esta relación pastor-comunidad reclama una mirada de fe para ser vivida en su originalidad y fecundidad pastoral.Fortalecer la vida e identidad de nuestras comunidades parroquiales es fortalecer la presencia viva de la Iglesia, en cada barrio, pueblo o ciudad".

Nota extraída de parroquiafatima.org
Imagen extraída de: comodoro.gov.ar